Basta ya, respeto para el ciclista!

La semana pasada nos sorprendía, para ponernos los dientes largos, esta noticia sobre las nuevas medidas que aprobará el gobierno francés para promocionar el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Y es que, esto nos viene a demostrar, una vez más, que seguimos a años luz de nuestros vecinos europeos en lo que a avance social y sentido común respecta.

Mientras que en la mayoría de países europeos (véase el ejemplo de Bélgica u Holanda) ya se TORRENTE 5dieron cuenta hace décadas de los grandes beneficios que puede aportar la promoción de un medio de transporte que facilita el ahorro de millones de euros en gastos de seguridad social, así como la reducción de los accidentes mortales en carretera, la contaminación de las ciudades y el estrés de las personas, en nuestro país tendremos que seguir conviviendo día a día con la mentalidad torrentesca del conductor español que se considera el amo y señor de la carretera.

El ciclismo es el deporte rey en Ávila capital y provincia. Los mayores éxitos deportivos de primer nivel conseguidos aquí, y nuestra fama deportiva internacional, han llegado a lomos de una bicicleta, pero parece que de ésto todavía no nos hemos dado cuenta y no ha calado mucho en nuestra sociedad.

Monumento al ciclista abulenseCientos son los ciclistas que salen a diario, y especialmente los fines de semana, a las carreteras abulenses a practicar deporte, bien sea como modo de ganarse la vida, como medio de transporte u ocio, etc, que se niegan a renunciar a un paraíso para la práctica deportiva como es Ávila y por ello ponen en juego su vida frente a un mundo en el que lo que prima es la ley del más fuerte.

Y de igual manera, cada semana va aumentando la sangría de ciclistas que dejan su vida atropellados en la carretera, víctimas de conductores imprudentes en accidentes que perfectamente podrían haberse evitado.

Bien es cierto que no se puede medir a todo el mundo por el mismo rasero, pero una inmensa mayoría de los conductores españoles de hoy en día no sólo no respetan al ciclista si no que lo consideran, simple y llanamente, un estorbo. Un estorbo que debe pedir perdón por hacer uso de unas carreteras públicas (que son de todos) y por hacer perder un minuto más de la cuenta del valioso y contaminante tiempo de todo aquel automóvil con el que se cruzan.

Desde aquí, me gustaría hacer un llamamiento, que si consigue llegar a alguien bienvenido sea, pidiendo sobre todo:

A las autoridades: por favor, hagan algo para frenar la sangría! No podemos seguir de brazos cruzados mientras cada vez más gente va dejando su vida en la carretera cada fin de semana.

  • Se necesitan más normativas de seguridad, por ejemplo:
    • Señalización con aviso de precaución en zonas muy frecuentadas por ciclistas), más promoción del carril bici (y no los caminos de cabras que tenemos, de un kilómetro de distancia y totalmente desvencijados por gente que los usa para todo menos para montar en bici, hasta para montar a caballo, véase Naturávila).
  • Y, sobre todo, labor de concienciación!! Hacer ver a la población que encima de una bicicleta va una persona, que es la más desprotegida de la carretera y a la que hay que respetar y cuidar!
A los conductores: por favor, respeten al ciclista!
  • Cuando vean a uno, reduzcan la velocidad, guarden la distancia de seguridad y adelanten sólo cuando la visibilidad sea total.
  • Y, por favor, léanse la normativa!! La inmensa mayoría de la gente no sabe que:
    1. se puede circular en paralelo
    2. en grupo como una sóla unidad
    3. ocupar parte de la calzada en bajadas con curvas (y encima te ponen a escuadra por ello!!).
  • Piénsenlo dos veces: ¿qué vale más una vida de un ser humano o dos minutos de tiempo perdidos para llegar antes al destino?? (No olviden la responsabilidad de ir al volante, un coche puede convertirse en una máquina de matar!)
Por último, y sin intención de adoctrinar a nadie (allá cada cual con su conciencia), planteo las siguientes interrogantes:
  • ¿No abusamos del uso del coche? Conozco a personas que lo sacan hasta para ir a por el pan a cinco minutos de casa.
  • ¿No sería mejor usar el coche únicamente cuando sea estrictamente necesario y no por capricho?. Nos libraríamos así de los terribles atascos, los ruidos infernales y la polución incontrolada. Usemos más el transporte público, o vayamos caminando siempre que se pueda, por un uso más racional de los coches!

Abre los ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s