En defensa de la Educación Pública

1

El salón de juntas del IES Isabel de Castilla de Ávila acogió ayer una interesante conferencia a cargo del profesor de secundaria e histórico sindicalista de CCOO Agustín Moreno, en la segunda cita con los “Encuentros por una Ciudadanía Crítica”, una iniciativa popular en la que se invita a todo el que quiera a organizar este tipo de eventos críticos con la gestión política de nuestro país que han surgido en este contexto de crisis y descrédito democrático con el objetivo de buscar soluciones “desde abajo” y promover la rebelión pacífica contra ella y a favor de una auténtica sociedad democrática, social y justa con las personas, que son precisamente los dueños de la soberanía nacional.

Agustín Moreno ofreció esta conferencia desde su perspectiva personal de profesor de secundaria, como impulsor u participante activo de la conocida ‘Marea Verde’ en defensa de la educación pública en España y como coautor del libro “Qué hacemos con la educación” de la editorial Akal, que también aprovechó para presentar ante los abulenses. En ella, Moreno trató de dar su versión -la misma que se defiende en las multitudinarias manifestaciones de profesores vestidos con camisetas verdes- de cuáles son sus puntos en contra de la situación actual y de la Ley Wert, y cuáles son los posicionamientos que deben tomar los afectados para evitar su puesta en marcha y el “fin de la escuela pública”.

Moreno comenzó su conferencia haciendo un claro alegato por la defensa de la Educación frente a “los recortes y las contrarreformas”, que suponen una enorme erosión y habla de tres problemas básicos contra los que hay que enfrentarse: “la segregación, la confesionalidad y el sector privado sostenido por los fondos públicos”. Según explicó el actual proyecto del Gobierno del Partido Popular busca “un desmantelamiento y un deterioro del sistema para facilitar su privatización”, y esto lo hacen por dos razones básicas, “por ideología y por negocio”. Señala, concluyendo su introducción al tema que los políticos actuales nos ven “como si hubieramos estudiado por encima de nuestras posibilidades”.

El deterioro desl sistema público, explica, supone “empujar a los jóvenes a la emigración” como si algo bueno se tratara tanto para ellos como para el país, y están creando con esto un descrédito del sistema y de los profesionales con el que pretenden buscar un acabar con él en busca de un nicho de negocio en el que entren a gestionar sus empresas. Esto lo explica diciendo que “para privatizar la Educación primero hay que deteriorarla, y ahí está el papel de los recortes”.

Este deterioro se fundamentaría en varias cuestiones como son el aumento de los ratios, el aumento de la jornada laboral, el empeoramiento de las jornadas laborales, la supresión de becas y el desmido masivo de docentes. Y todo se reúne y se asienta en la conocida Ley Wert, un anteproyecto de ley que “no tiene rigor ni base previa, con propuestas que no han sido previamente analizadas y que no se ha negociado con nadie” (sindicatos de profesores, estudiantes ni padres). Tres de sus defectos serían los tres a los que se hacían referencia al proncipio: segregación, confesionalidad y aprovechamemiento de dinero público por parte del sector educacativo privado.

En cuanto al primero de los puntos, Moreno tacha la ley de tener un “claro carácter segregador”, es decir que se trata de “segregar a los estudiantes por su clase social o por su sexo”, algo completamente “contraproducente y contrario a los mejores sistemas de educación del mundo, como es el caso del de Finlandia”. Se produce una enorme desigualdad de oportunidades que quedan plasmadas por las reválidas (pruebas externas) y las pruebas propias de acceso a las universidades, un enorme gasto de dinero para los estudiantes a cambio de una oportunidad de negocio enorme para políticos y empresarios.

En cuanto al tema de la confesionalidad, atacó al Gobierno por “darle más valor a los dogmas que a los valores democráticos”. Mientras que en lo referido al sector privado sostenido por dinero público, recordó que “la escuela debe tener una función compensatoria, es decir, que puedan acudir a ella todos en las mismas condiciones”. Incluye, aquí, como en el primero y el segundo de los puntos el tema de separar a niños y niñas (un claro método de segregación), un “disparate tras el cual se encuentran grupos religiosos reaccionarios”. Añadió aquí el tema de la contratación en la función pública sin pasar por una oposición, con “puestos a dedo, por ejemplo en el extranjero con la excusa del bilingüismo, o en otros casos”, lo que supone el “despido de un enorme número de interinos”.

Su intervención, previa a una rueda de preguntas y reflexiones sobre los temas tratados entre los presentes (fundamentalmente profesores y padres), terminó con sus propuestas de qué deben hacer todos los agentes implicados, os más bien afectados, que resumió en cuatro puntos:

  • Obligación de defender una escuela de todos y para todos, pública, laica, igualitaria y plural.
  • Búsqueda de una escuela que reconozca el derecho a una educación para el desarrollo y no para el mercado. Defensa por el derecho a que pueda aprender todo el mundo.
  • Apuesta por una escuela de calidad, lo que es trabajo de toda la comunicad educativa. Un trabajo de todos, profesores y padres, que han estrechado lazos gracias a las protestas de la ‘Marea Verde’. La clave es implicarse y fomentar la participación.
  • Y, finalmente, más inversión, porque la escuela no puede estar sola. Se necesita un nuevo modelo de sociedad y educativo: “Lo que invertimos en la escuela lo ahorraremos en otros servicios sociales en el futuro”. Para Moreno, “la inversión en Educación Pública debería ser algo sagrado”. Se debe cambiar la sociedad y crear un nuevo modelo de escuela y las alternativas deben surgir y elaborarse desde abajo, por aquellos que saben cómo hacerlo.

El autor y su obra

Agustín Moreno, nacido en 1951, fue procesado hasta en tres ocasiones durante el franquismo por su militancia sindical, fue secretario confederal de Acción Sindical durante 20 años, desde la llegada de la democracia en 1976 y hasta 1996, año en el que pasó a formar parte del llamado Sector Crítico de CCOO, un grupo minoritario que supone aproximadamente el 23% de los afiliados, que abogan por una vuelta a los postulados sindicales sociopolíticos y de clase, más nítidamente vinculados a los partidos de izquierda, especialmente al Partido Comunista de España, frente a la política actual del sindicato, que consideran excesivamente propensa al diálogo social, además de duramente represiva contra sus miembros. Moreno fue vocal de la Comisión Ejecutiva Confederal hasta el año 2008 y ha disputado en varias ocasiones la secretaría general. Licenciado en Historia y Maestro Industrial, en la actualidad ejerce como profesor de secundaria en la especialidad de Ciencias Sociales en un instituto del barrio madrileño de Vallecas, y no tiene responsabilidades dentro de CCOO siendo un militante de base, además de ser muy activo en las movilizaciones de la ‘Marea Verde’, como ya hemos hecho referencia.

En cuanto a su libro, referido al tema de la educación pública y los recortes, “Qué hacemos con la educación”, escrito junto a Enrique J. Díez, José Luis Pazos y Miguel Recio, se buscan respuestas a preguntas a las que se hacían referencia durante la intervención en el IES Isabel de Castilla, como son ¿qué educación queremos? ó ¿qué sociedad queremos? Pero no se quedan sólo ahí, sino que, en estos tiempos de recortes y contrarreforma, se preguntan ¿qué futuro nos depara el mayor ataque a la educación en democracia? ¿qué sociedad quieren construir quienes apuestan por la privatización, la segregación y el desmatelamiento de la pública? Para estos autores, frente a una escuela basada en la exclusión, la desigualdad, el elitismo disfrazado de excelencia y el sometimiento al mercado, ni nos podemos resignar ni nos tenemos que conformar con salvar los muebles, y apuestan por que educar sea mucho más que estudiar para superar exámenes, sino que sea educar para saber, para pensar, para ser libres; educar para la convivencia y para construir una democracia mejor. Y para conseguirlo ¿qué hacemos?

Aquí tenéis un vídeo en el que podéis revivir la conferencia completa, realizado por Bruno Coca Arenas:

Anuncios

2 pensamientos en “En defensa de la Educación Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s