¿Pero qué coño es el indie?

stoneroses

Ser de una ciudad pequeña a veces te obliga a responder a preguntas que en otros sitios se dan por sabidas. Aunque ésta es complicada, y difícil de delimitar, por muchas discusiones que uno haya tenido sobre el tema. Más aún cuando hoy en día ha adquirido no sólo connotaciones musicales, sino también estéticas, vitales y casi sociológicas.

Llevo siendo un consumidor compulsivo de música desde los catorce años. He pasado por Elvis, el rock calimochero en español y el punk-rock, pero desde hace casi una década supongo que mi música favorita es la que aparece en las revistas teóricamente especializadas en música indie o suena en los programas matinales de Radio 3. Aunque no necesariamente…Luzco gafas de pasta y largas patillas. Me gusta llevar zapatillas Adidas, polos Fred Perry, cardigans, camisetas de grupos…Pequeñas boutades estéticas que (creo) no me alejan de la naturalidad de la que carecen muchos fans de la música indie. En definitiva,  se podrían hacer tantas matizaciones en este tema que uno no sabe ni por dónde empezar. Vayamos a ello.

Creo que, en primer lugar, es bueno distinguir entre la música indie como la de aquellos grupos que graban en sellos independientes, y la música indie como (mal catalogado) género musical. Desde los comienzos del rock’n’roll ha habido sellos musicales que han trabajado de manera independiente, alejados de las “majors” o grandes corporaciones que dominaban la industria. Muchos de ellos fueron clave, de hecho, en el desarrollo de la música popular y de determinados géneros y subgéneros, como pasó con Sun Records (descubridores de Elvis) con el rock’n’roll, Stax con el soul, Rough Trade con el post-punk, Sub Pop con el grunge o Creation con el shoegaze.

Como “género” musical, está claro que se trata de algo muy amplio. Ya de entrada me parece un error llamarlo género, y creo que esto ha sido responsabilidad de ciertos medios de comunicación y de parte de la industria, que especialmente en España han pegado un inquisidor hachazo entre lo mainstream o comercial y lo indie. Sin embargo, en el Reino Unido parece estar bastante claro lo que es el indie como género y se utiliza con naturalidad. Cuando viví allí, en la gris Coventry, solíamos ir los sábados a una “discoteca indie” llamada The Scholars. Allí sonaba, básicamente, pop-rock desde una perspectiva british: Suede, The Smiths, Kasabian, The Stone Roses, Pulp, The Arctic Monkeys o incluso grupos que no encajarían en nuestra anterior definición, como son Oasis o The Killers. Precisamente, la cuestión de si a grupos tan populares como Radiohead, Wilco, Arcade Fire o los propios Oasis, que vendieron cinco millones de copias de su segundo disco sólo en Reino Unido, se les puede llamar indies es una de las que provoca mayor controversia. Probablemente en España a Oasis no los consideraríamos indies, pero sí a Radiohead, y aquí entra otra definición de indie: como una forma de crear, de trabajar de manera independiente, sin una obligada vocación mayoritaria (sin ser un gran fan de ese disco, “Kid A” quizá sea uno de los álbumes más anti comerciales de la historia). Por supuesto, esta acepción sería extensible a otras artes, como el cine.

Así que ya tenemos tres definiciones: grupos que graban para sellos independientes, género musical (más o menos fagocitado por la prensa) y artistas que hacen su trabajo de manera “independiente” y “sin vocación mayoritaria” (y esto siempre con un millón de comillas). Me voy a centrar sobre todo en las dos primeras. Para hablar de sellos indies vamos a irnos de nuevo a Inglaterra, a principios de los 80. Había entonces una fecunda escena musical, fancinera,  de grupos que practicaban el háztelo tú mismo, y con dos sellos cruciales como fueron Rough Trade y, posteriormente, Creation. Esta escena fue documentada en el ya famoso recopilatorio C86 de la New Musical Express, que incluía a bandas como The Pastels, The Wedding Present, Primal Scream…En los 80 reinó el jangle guitar pop de bandas como The Smiths y The Stone Roses, además del pop ruidoso de The Jesus and Mary Chain  o My Bloody Valentine.

Primera conclusión: uno no puede ser fan de la música indie, signifique lo que cojones signifique, si no le gusta esto:

En Estados Unidos, el término indie fue acuñado para describir la música producida por pequeños sellos discográficos y que fue preconcebida más o menos en las radios universitarias con grupos como los incipientes R.E.M. (que se irían orientando hacia un rock más adulto con el paso de los años). Después, fue asociado con el rock abrasivo y distorsionado de los Pixies, Hüsker Du o Dinosaur Jr, y con el noise de los Sonic Youth.

A comienzos de los 90, empezaron a aparecer en España diversos grupos claramente influidos por bandas como las que acabo de nombrar. Australian Blonde, El Inquilino Comunista o Penélope Trip fueron algunos de ellos. Unos grupos que cantaban en inglés y no mostraban ya ningún apego estético o sentimental con la movida. El indie estaba aún en pañales, era algo muy pequeño y, consecuentemente, cerrado, quizá elitista. Sin embargo, un grupo de noise-pop de Granada llamado Los Planetas empezaba a grabar, y después de ellos muchos otros grupos de toda la geografía española. El hecho de que los grupos fueran tan diversos (¿qué tenían en común Lagartija Nick con La Buena Vida, Nosoträsh o los posteriores Los Fresones Rebeldes?) hacía más apropiado, como supongo que sucede ahora, hablar de una escena o incluso “territorio indie”, como suele decir el gran Julio Ruiz. Aunque algunos de estos grupos grabaron con multinacional casi desde el principio, hubo numerosos sellos de inconfundible aroma indie, como Elefant, Siesta o Subterfuge. Precisamente los últimos sacarían el segundo álbum del grupo Dover, “Devil came to me” (1997), que con la brutalidad de 800.000 discos vendidos supuso el primer gran éxito de un grupo independiente (por sello y por pertenecer a ese llamado “territorio indie”) en nuestro país. Los madrileños acabaron yendo a lo suyo, lo cual es muy loable, aunque no lo es tanto el ridículo en el que han caído con sus últimas referencias discográficas.

Este documental, a pesar de mostrar sólo la punta del iceberg, nos puede dar una idea de lo que pasó aquellos años en España hasta nuestros días:

Sin embargo, lo que antes tenía un radio de alcance más limitado, ahora se ha expandido. Si antes éramos cuatro gatos, ahora hay más festivales, conciertos, blogs musicales y aspirantes a DJ que nunca. Internet mató a la estrella de la radio, y (ahora también) junto a la jodida crisis a los sellos discográficos, a las publicaciones, a la “industria”, si es que alguna vez la hubo. Pero las redes también ayudaron a que se “democratizara” todo esto, a que mi hermana sepa quiénes son Lori Meyers y a que escuches a chavales flipando con Love of Lesbian. Pero como indie de vieja escuela, y aunque me sigo emocionando con La Habitación Roja como el primer día, las adoraciones colectivas a Santi Balmes o los gorgoritos de Russian Red me pillan un poco de vuelta. Me quedo con los Teenage Fanclub. Y es que, si antes indie era sinónimo de fresco y original (recuerdo por ejemplo a Pavement o a los deliciosos El Niño Gusano), ahora se ha convertido en una especie de marca, en una palabra sobada hasta el punto de vaciarla de significado, básicamente por culpa tanto de ciertos intereses empresariales como de esa cómoda tendencia a la simplificación.

Así, muchos dicen que la música que antes nos hacía sentir diferentes ahora es una “moda”. Y, mirando cómo viste nuestra juventud universitaria, lo asumimos con reservas. Festivales como el Arenal Sound meten a 150.000 personas cada año. Incluso las publicaciones de referencia (Rockdelux y, en menor medida, Mondo Sonoro) llevan tiempo sobreviviendo gracias a su lector fiel e incorruptible, a una ortodoxia lejana al indie imberbe e influenciable que va al Independance los fines de semana.

En cualquier caso, yo abogo por la naturalidad. Por eso, estoy a favor de meter el dedo en el ojo cual Mourinho de todos aquellos que llevan gafas de pasta sólo porque molan, ofendiéndonos a los que somos miopes desde nuestra tierna infancia. Y, aparte de las pequeñas preferencias estéticas que mencionaba, de las chicas con flequillo y los vestidos de estampados 60’s, “we’re in it for the music”. ¿Cómo distinguirnos, por tanto, de los modernos o hipsters, que serían algo así como unos modernos con esforzado aspecto de indigente y Mac bajo el brazo? Para terminar, he aquí algunos de sus rasgos:

– Obsesión enfermiza por lo anglosajón o lo supuestamente “moderno”, que les lleva a venerar hasta el mayor coñazo perpetrado por Lars Von Trier

– Profundo desprecio por lo de aquí, que les lleva al abuso de las expresiones “casposo” y “España profunda”

– Hablar raro, con expresiones como “es bien”, o poniendo tildes innecesarias

– Ningún moderno sin blog o instagram aunque, efectivamente, no sepa ni escribir ni hacer fotos

– Estar en un garito y bailar una canción como loco tampoco está bien visto por los modernos: hay que mantener el cool y la pose (manos en los bolsillos, cuerpo ligeramente ladeado…)

Anuncios

En defensa de la Educación Pública

1

El salón de juntas del IES Isabel de Castilla de Ávila acogió ayer una interesante conferencia a cargo del profesor de secundaria e histórico sindicalista de CCOO Agustín Moreno, en la segunda cita con los “Encuentros por una Ciudadanía Crítica”, una iniciativa popular en la que se invita a todo el que quiera a organizar este tipo de eventos críticos con la gestión política de nuestro país que han surgido en este contexto de crisis y descrédito democrático con el objetivo de buscar soluciones “desde abajo” y promover la rebelión pacífica contra ella y a favor de una auténtica sociedad democrática, social y justa con las personas, que son precisamente los dueños de la soberanía nacional.

Agustín Moreno ofreció esta conferencia desde su perspectiva personal de profesor de secundaria, como impulsor u participante activo de la conocida ‘Marea Verde’ en defensa de la educación pública en España y como coautor del libro “Qué hacemos con la educación” de la editorial Akal, que también aprovechó para presentar ante los abulenses. En ella, Moreno trató de dar su versión -la misma que se defiende en las multitudinarias manifestaciones de profesores vestidos con camisetas verdes- de cuáles son sus puntos en contra de la situación actual y de la Ley Wert, y cuáles son los posicionamientos que deben tomar los afectados para evitar su puesta en marcha y el “fin de la escuela pública”.

Moreno comenzó su conferencia haciendo un claro alegato por la defensa de la Educación frente a “los recortes y las contrarreformas”, que suponen una enorme erosión y habla de tres problemas básicos contra los que hay que enfrentarse: “la segregación, la confesionalidad y el sector privado sostenido por los fondos públicos”. Según explicó el actual proyecto del Gobierno del Partido Popular busca “un desmantelamiento y un deterioro del sistema para facilitar su privatización”, y esto lo hacen por dos razones básicas, “por ideología y por negocio”. Señala, concluyendo su introducción al tema que los políticos actuales nos ven “como si hubieramos estudiado por encima de nuestras posibilidades”.

El deterioro desl sistema público, explica, supone “empujar a los jóvenes a la emigración” como si algo bueno se tratara tanto para ellos como para el país, y están creando con esto un descrédito del sistema y de los profesionales con el que pretenden buscar un acabar con él en busca de un nicho de negocio en el que entren a gestionar sus empresas. Esto lo explica diciendo que “para privatizar la Educación primero hay que deteriorarla, y ahí está el papel de los recortes”.

Este deterioro se fundamentaría en varias cuestiones como son el aumento de los ratios, el aumento de la jornada laboral, el empeoramiento de las jornadas laborales, la supresión de becas y el desmido masivo de docentes. Y todo se reúne y se asienta en la conocida Ley Wert, un anteproyecto de ley que “no tiene rigor ni base previa, con propuestas que no han sido previamente analizadas y que no se ha negociado con nadie” (sindicatos de profesores, estudiantes ni padres). Tres de sus defectos serían los tres a los que se hacían referencia al proncipio: segregación, confesionalidad y aprovechamemiento de dinero público por parte del sector educacativo privado.

En cuanto al primero de los puntos, Moreno tacha la ley de tener un “claro carácter segregador”, es decir que se trata de “segregar a los estudiantes por su clase social o por su sexo”, algo completamente “contraproducente y contrario a los mejores sistemas de educación del mundo, como es el caso del de Finlandia”. Se produce una enorme desigualdad de oportunidades que quedan plasmadas por las reválidas (pruebas externas) y las pruebas propias de acceso a las universidades, un enorme gasto de dinero para los estudiantes a cambio de una oportunidad de negocio enorme para políticos y empresarios.

En cuanto al tema de la confesionalidad, atacó al Gobierno por “darle más valor a los dogmas que a los valores democráticos”. Mientras que en lo referido al sector privado sostenido por dinero público, recordó que “la escuela debe tener una función compensatoria, es decir, que puedan acudir a ella todos en las mismas condiciones”. Incluye, aquí, como en el primero y el segundo de los puntos el tema de separar a niños y niñas (un claro método de segregación), un “disparate tras el cual se encuentran grupos religiosos reaccionarios”. Añadió aquí el tema de la contratación en la función pública sin pasar por una oposición, con “puestos a dedo, por ejemplo en el extranjero con la excusa del bilingüismo, o en otros casos”, lo que supone el “despido de un enorme número de interinos”.

Su intervención, previa a una rueda de preguntas y reflexiones sobre los temas tratados entre los presentes (fundamentalmente profesores y padres), terminó con sus propuestas de qué deben hacer todos los agentes implicados, os más bien afectados, que resumió en cuatro puntos:

  • Obligación de defender una escuela de todos y para todos, pública, laica, igualitaria y plural.
  • Búsqueda de una escuela que reconozca el derecho a una educación para el desarrollo y no para el mercado. Defensa por el derecho a que pueda aprender todo el mundo.
  • Apuesta por una escuela de calidad, lo que es trabajo de toda la comunicad educativa. Un trabajo de todos, profesores y padres, que han estrechado lazos gracias a las protestas de la ‘Marea Verde’. La clave es implicarse y fomentar la participación.
  • Y, finalmente, más inversión, porque la escuela no puede estar sola. Se necesita un nuevo modelo de sociedad y educativo: “Lo que invertimos en la escuela lo ahorraremos en otros servicios sociales en el futuro”. Para Moreno, “la inversión en Educación Pública debería ser algo sagrado”. Se debe cambiar la sociedad y crear un nuevo modelo de escuela y las alternativas deben surgir y elaborarse desde abajo, por aquellos que saben cómo hacerlo.

El autor y su obra

Agustín Moreno, nacido en 1951, fue procesado hasta en tres ocasiones durante el franquismo por su militancia sindical, fue secretario confederal de Acción Sindical durante 20 años, desde la llegada de la democracia en 1976 y hasta 1996, año en el que pasó a formar parte del llamado Sector Crítico de CCOO, un grupo minoritario que supone aproximadamente el 23% de los afiliados, que abogan por una vuelta a los postulados sindicales sociopolíticos y de clase, más nítidamente vinculados a los partidos de izquierda, especialmente al Partido Comunista de España, frente a la política actual del sindicato, que consideran excesivamente propensa al diálogo social, además de duramente represiva contra sus miembros. Moreno fue vocal de la Comisión Ejecutiva Confederal hasta el año 2008 y ha disputado en varias ocasiones la secretaría general. Licenciado en Historia y Maestro Industrial, en la actualidad ejerce como profesor de secundaria en la especialidad de Ciencias Sociales en un instituto del barrio madrileño de Vallecas, y no tiene responsabilidades dentro de CCOO siendo un militante de base, además de ser muy activo en las movilizaciones de la ‘Marea Verde’, como ya hemos hecho referencia.

En cuanto a su libro, referido al tema de la educación pública y los recortes, “Qué hacemos con la educación”, escrito junto a Enrique J. Díez, José Luis Pazos y Miguel Recio, se buscan respuestas a preguntas a las que se hacían referencia durante la intervención en el IES Isabel de Castilla, como son ¿qué educación queremos? ó ¿qué sociedad queremos? Pero no se quedan sólo ahí, sino que, en estos tiempos de recortes y contrarreforma, se preguntan ¿qué futuro nos depara el mayor ataque a la educación en democracia? ¿qué sociedad quieren construir quienes apuestan por la privatización, la segregación y el desmatelamiento de la pública? Para estos autores, frente a una escuela basada en la exclusión, la desigualdad, el elitismo disfrazado de excelencia y el sometimiento al mercado, ni nos podemos resignar ni nos tenemos que conformar con salvar los muebles, y apuestan por que educar sea mucho más que estudiar para superar exámenes, sino que sea educar para saber, para pensar, para ser libres; educar para la convivencia y para construir una democracia mejor. Y para conseguirlo ¿qué hacemos?

Aquí tenéis un vídeo en el que podéis revivir la conferencia completa, realizado por Bruno Coca Arenas:

Basta ya, respeto para el ciclista!

La semana pasada nos sorprendía, para ponernos los dientes largos, esta noticia sobre las nuevas medidas que aprobará el gobierno francés para promocionar el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Y es que, esto nos viene a demostrar, una vez más, que seguimos a años luz de nuestros vecinos europeos en lo que a avance social y sentido común respecta.

Mientras que en la mayoría de países europeos (véase el ejemplo de Bélgica u Holanda) ya se TORRENTE 5dieron cuenta hace décadas de los grandes beneficios que puede aportar la promoción de un medio de transporte que facilita el ahorro de millones de euros en gastos de seguridad social, así como la reducción de los accidentes mortales en carretera, la contaminación de las ciudades y el estrés de las personas, en nuestro país tendremos que seguir conviviendo día a día con la mentalidad torrentesca del conductor español que se considera el amo y señor de la carretera.

El ciclismo es el deporte rey en Ávila capital y provincia. Los mayores éxitos deportivos de primer nivel conseguidos aquí, y nuestra fama deportiva internacional, han llegado a lomos de una bicicleta, pero parece que de ésto todavía no nos hemos dado cuenta y no ha calado mucho en nuestra sociedad.

Monumento al ciclista abulenseCientos son los ciclistas que salen a diario, y especialmente los fines de semana, a las carreteras abulenses a practicar deporte, bien sea como modo de ganarse la vida, como medio de transporte u ocio, etc, que se niegan a renunciar a un paraíso para la práctica deportiva como es Ávila y por ello ponen en juego su vida frente a un mundo en el que lo que prima es la ley del más fuerte.

Y de igual manera, cada semana va aumentando la sangría de ciclistas que dejan su vida atropellados en la carretera, víctimas de conductores imprudentes en accidentes que perfectamente podrían haberse evitado.

Bien es cierto que no se puede medir a todo el mundo por el mismo rasero, pero una inmensa mayoría de los conductores españoles de hoy en día no sólo no respetan al ciclista si no que lo consideran, simple y llanamente, un estorbo. Un estorbo que debe pedir perdón por hacer uso de unas carreteras públicas (que son de todos) y por hacer perder un minuto más de la cuenta del valioso y contaminante tiempo de todo aquel automóvil con el que se cruzan.

Desde aquí, me gustaría hacer un llamamiento, que si consigue llegar a alguien bienvenido sea, pidiendo sobre todo:

A las autoridades: por favor, hagan algo para frenar la sangría! No podemos seguir de brazos cruzados mientras cada vez más gente va dejando su vida en la carretera cada fin de semana.

  • Se necesitan más normativas de seguridad, por ejemplo:
    • Señalización con aviso de precaución en zonas muy frecuentadas por ciclistas), más promoción del carril bici (y no los caminos de cabras que tenemos, de un kilómetro de distancia y totalmente desvencijados por gente que los usa para todo menos para montar en bici, hasta para montar a caballo, véase Naturávila).
  • Y, sobre todo, labor de concienciación!! Hacer ver a la población que encima de una bicicleta va una persona, que es la más desprotegida de la carretera y a la que hay que respetar y cuidar!
A los conductores: por favor, respeten al ciclista!
  • Cuando vean a uno, reduzcan la velocidad, guarden la distancia de seguridad y adelanten sólo cuando la visibilidad sea total.
  • Y, por favor, léanse la normativa!! La inmensa mayoría de la gente no sabe que:
    1. se puede circular en paralelo
    2. en grupo como una sóla unidad
    3. ocupar parte de la calzada en bajadas con curvas (y encima te ponen a escuadra por ello!!).
  • Piénsenlo dos veces: ¿qué vale más una vida de un ser humano o dos minutos de tiempo perdidos para llegar antes al destino?? (No olviden la responsabilidad de ir al volante, un coche puede convertirse en una máquina de matar!)
Por último, y sin intención de adoctrinar a nadie (allá cada cual con su conciencia), planteo las siguientes interrogantes:
  • ¿No abusamos del uso del coche? Conozco a personas que lo sacan hasta para ir a por el pan a cinco minutos de casa.
  • ¿No sería mejor usar el coche únicamente cuando sea estrictamente necesario y no por capricho?. Nos libraríamos así de los terribles atascos, los ruidos infernales y la polución incontrolada. Usemos más el transporte público, o vayamos caminando siempre que se pueda, por un uso más racional de los coches!

Abre los ojos

Quiero el control de alcoholemia

Padres de Ávila, la ciudad está en alerta. La inocencia de nuestros niños está en peligro y quedarán marcados para siempre. Alguien en el Ayuntamiento también odia y se ha saltado el control de alcoholemia y han decidido traer para animar, divertir y ¡¡¡educarlos!!! al ángel caído que resurge de las tinieblas en el Circo Royal de los horrores, donde resucita las pesadillas de treintañeros que vivieron (vivimos) antaño el trauma de sus bailes y juegos infantiles…

Sí amigos, y es que estos Carnavales quedarán marcados para siempre porque nuestros amados mandatarios locales, perennes trabajadores que agarraron su poltrona in illo tempore y trabajan muy duro y a diario por nuestro bienestar y nuestro divertimento permanente, han decidido que Leticia Sabater, sí, LETICIA SABATER, regrese a nuestras vidas, y lo que es peor, a la de nuestros hijos…

No sabemos cuál será a día de hoy el método de la “amiga de los niños”. ¿Seguirá cantando ese bodrio del ‘Letirap’? Dice el cartel que deleitará a su gran público infantil con canciones de la talla de ‘La taza’, ‘Chuchugua’, ‘Con la mano’ (¿Con la mano qué?) o ‘Había una vez un barquito’, pero… ¿Qué se esconde detrás de este regreso? Algunos teóricos de la conspiración como yo nos tememos lo peor, porque en realidad a Ávila no llega el engendro original, sino que llega una versión actualizada en modo Mason Verger de Hannibal, devoradora de realities y de otras cosas sobre las que no me pronunciaré, cuyo currículum y repertorio musical no parece muy recomendable para los más pequeños de nuestras casas…

Hagamos un análisis audiovisual sobre nuestra teoría para convenceros de no mezclar a vuestros hijos en este genocidio, no sin antes advertiros de que las imágenes que veréis a continuación pueden dañar vuestra sensibilidad. Todo empezó hace mucho, mucho tiempo… cuando una joven barcelonesa de rostro indescriptiblemente creado en un día de tormenta decidió liberar el mal…

Estos terribles hechos nos conmocionaron a todos los niños (como podemos ver en el caso de los pobres infantes que tuvieron que bailar el ‘Letirap’). Dejándolo pasar en un supuesto muy generoso, imaginad  sin embargo lo que le puede pasar si se les ofrece en directo ahora a vuestros niños la versión actualizada de esta temeridad conocida recientemente (dedicada, por cierto, a toda nuestra generación para hurgar en la herida):

Sí, este vídeo casero pseudo-erótico-vomitivo y cani de enorme calidad técnica y artística, que intenta emular los temas más conocidos de maestros como Don Omar, y que nos hace sentir como auténticas víctimas de Jimmy Savile, era solo el principio. Junto a él llegaron despelotes en revistas como Interviú (un lujo para la vista que casi se nos quedó a su imagen y semejanza), actuaciones vergonzosas en programas de alta calidad como ‘La isla de los famosos’, ‘Esta cocina es un infierno’, ‘Acorralados’ y, más recientemente en ‘Expedición Imposible’… e incluso al bicho buscando pareja, sí, buscando pareja en Sálvame…

¿No os da miedo? Pues a más de 60.000 enfermos mentales no, que se pusieron en contacto con ella a saber para qué depravado fin. Y al parecer a las gentes de nuestro Ayuntamiento tampoco… Viendo estos precedentes, yo ya tendría el culo hecho mierda, pero sé que a algunos de vosotros aún no os he convencido, por lo que os seguiré dando argumentos. Los que tuvimos ese trauma infantil hace veintipico años y luego nos fuimos a Madrid a estudiar tuvimos un terrible encontronazo con ella vía televisión que volvió a agitar nuestras almas y que los que no vivisteis podéis ahora conocer, valorar y sufrir…

El gran José Frade, señor de la Duval, de manos de ese gobierno regional madrileño tan parecido al de nuestra tierra creó en aquellos tiempos del mal el Canal 7, una bazofia de editoriales fascistas, programas rancios y porno diario, entre los que destacó Leti y sus ‘Mentiras peligrosas’, un programa evidentemente teatral y ridículo, con un público muy integrado, un segurata modelo Chuache y una máquina de la verdad (máquina de la tortura que hacían llamar) con una curiosa forma de secador de peluquería decorado con luces navideñas llamado Truth Metter Vap, “inventado por el equipo científico de la Universidad de Browntong y homologado por la Society of Scientist Research of Millawere” en el que cuando mentían sonaba un espeluznante y terrorífico grito similar al que daríamos si nos encontráramos a la Leti a las cuatro de la madrugada en medio de la niebla en la calle de las Madres… Uno no sabía si reír o llorar…

Esa plaza a dedo y seguramente con sobre bajo el brazo explicaría sus notables alabanzas a intelectuales como Aznar o Rajoy, al que ha llegado a denominar como un gran gestor, aunque no explique su teoría de que España cayó bajo el yugo de Zapatero engatusada por su belleza y su físico. Y es que Leti también ha querido torear en otras plazas además de la animación infantil y la telebasura, por eso la hemos visto razonar con esa lógica aplastante sobre política mientras temblaban por su puesto los tertulianos de Intereconomía o 13TV, o hasta de deportes a través de esa panfleta llamada Marca y su homónima televisiva…

En los últimos tiempos la reina del frikismo más rancio nos ha deleitado con sus fiestas y sus borracheras, de las que alardea además en las redes sociales como Twitter…

… o de las que surgen anécdotas absolutamente reales, como conducir ‘topedo’ con el carnet sin puntos y ser sancionada en un control de alcoholemia, con las que ha conseguido crear clásicos modernos de la música. Dice su mala lengua que el año que viene nos deleitará además con un supuesto “Baile del besito”, así que, que un escalofrío recorra vuestra espalda, id preparando los búnker y que Dios reparta suerte…

Y sin seguir aburriendo con tan triste biografía, hoy aquí, desde esta bitácora sólo pretendo poneros en alerta padres, ayudaros, concienciaros de que ha vuelto y de que vuestros hijos no tienen por qué correr la misma suerte que corrimos nosotros. Ese peso no debe caer sobre nuestras conciencias, porque no hay nada más triste que un niño sin inocencia, sin alegría, y que ahora en vez de cantar el Letirap vayan cantando “Me gustan los latinos, me ponen cachonda, me gusta su anaconda, mi pecho se empitona”…

Es cosa de todos concienciar a la sociedad abulense y de las fuerzas de seguridad poner controles de alcoholemia en el Ayuntamiento antes de que vuelvan a tomar decisiones…

“VOLVER A NACER”

Imagen

Una de las mejores cosas que se pueden hacer en Ávila en fin de semana o el Jueves, día del espectador, es ir al cine, nuestro único cine “vivo” por cierto.

El jueves pasado fui a ver con mi pareja una muy buena película:

“VOLVER A NACER”

En la película Penélope Cruz es Gemma, una mujer italiana que logró escapar del asedió que sufrió la ciudad de Sarajevo con su hijo recién nacido. Allí había dejado a su marido con quien vivió una sorprendente historia de amor. Pasados dieciséis años regresa  a Sarajevo con su hijo para que este conozca la ciudad en que nació.

Sin embargo nada es lo que parece y el director, Sergio Castellitto, consigue hacer un viaje no tanto por Sarajevo sino por las emociones humanas y de lo que estamos o no dispuestos a hacer por amor.

Mención especial es la que cabe hacer de Penélope Cruz y sobre todo, al menos para mí, de su marido en el filme, el actor Emile Hirsch.

¡Un autentico descubrimiento interpretativo!. ya que realmente consigue que veamos a través de sus ojos en un momento muy duro tanto para él como históricamente.

Espero que os guste la crítica y la película, seguiremos yendo al cine siempre que podamos y el bolsillo nos lo permita.

¡Un saludo!

Crónica del V Cross Ciudad de Ávila – Memorial José Soriano 2013

DSC03500Durante la conferencia previa a esta V Edición del Cross Ciudad de Ávila, en el auditorio de San Francisco, el entrenador de la Selección Eritrea de Cross, Jerónimo Bravo, nos comentaba que muchos de los inscritos que se encontraba le habían preguntado si finalmente el Cross iba a celebrarse, teniendo en cuenta las nada halagüeñas previsiones atmosféricas. Su respuesta fué no sólo que se celebraría si no que lo haría con las condiciones más idóneas y clásicas para la modalidad de cross. Y es que el fenómeno de “ciclogénesis explosiva” previsto para el fin de semana nos lo iba a poner en bandeja para disfrutar de lo que es un auténtico Cross con mayúsculas: porque ¿qué sería de un Cross sin sufrir bien bien de barro y bien de frío?? Pues sencillamente, no lo sería.

Al final, la sangre no llegó al río y las nieves respetaron el horario, para dar comienzo a una nueva edición del que se está ya convirtiendo en un clásico de las pruebas de campo a través, tanto de la comunidad como a nivel nacional, debido en parte al éxito de esta modalidad abierta que permite aunar atletas de élite y populares aumentando cada año el número de participantes y el nivel de los mismos (especialmente este año hemos visto como el montante de los premios que ofrece la organización ha aumentado notablemente el efecto llamada de atletas de clubes que se han desplazado desde muchos puntos diversos de la geografía española).

Por lo que respecta a la organización, no cabe más que quitarse el sombrero ante unas personas que año a año sacan adelante un evento con muy pocos medios pero con una colaboración e implicación encomiable tanto por su parte (Club de Atletismo Ecosport) como por parte de muchas empresas abulenses que hacen posible incluso mejoras que hemos visto este año como, el sistema de control por chip (funciona realmente bien) y el servicio de fisioterapeutas del que se ha podido disfrutar este año (también hay que decir que el estar en una carpa a la intemperie y las largas esperas entre cada atleta no animaban mucho a permanecer en la cola que se iba formando para recibir el tratamiento). Y cómo no, no puedo dejar sin mencionar esos tremendos callos que te metes entre pecho y espalda cuándo estás casi todavía tratando de recuperar el resuello en la línea de meta.

Objetivamente, puedo decir que de todas las pruebas en las que he participado en la ciudad, ésta es en la que se aprecia un mayor trabajo de implicación por parte de la organización para que todos los participantes se sientan agusto.

Por lo que a mí respecta, teniendo en cuenta las molestias que tuve en el aductor durante la pasada semana, la carga de los últimos meses y el ritmo vertiginoso que se llevó desde el pistoletazo de salida, puedo darme con un canto en los dientes aunque no llegase a mi objetivo marcado (un tanto ilusorio) de los 32 minutos. Balance general: 33 min y dos patitas para poner en cuarentena! Próxima cita abulense: 10k Navas Center? Que el ritmo no pare!

Salud y endorfinas para todos!

Clasificaciones

Fotos

Crónica de la edición Digital del Diario de Ávila

La Noticia en Tribuna de Ávila

Post de Bienvenida

descargaQueridos lectores,

Con este primer post os damos la bienvenida a este nuevo proyecto que nace hoy con el nombre de  Abulenses Exiliados.

Abulenses Exiliados nace con vocación de diario digital 3.0, y punto de encuentro para el debate y la opinión sobre todos los asuntos de actualidad que conciernen a nuestra ciudad, así como todos los eventos, conciertos, actividades culturales y deportivas y demás paranoias varias que se nos ocurran y que tengan lugar intra y extramuros.

Con lo que ésto conlleva, que para nosotros no es más que una vuelta de tuerca al modelo de diario tradicional, dónde recogemos la parte esencial del artículo de opinión y descartamos la noticia de última hora que, en nuestros días, ha quedado más que cubierta mediante otras infinitas vías bien conocidas ya por todos. Abulenses Exiliados pretende ser un espacio abierto para el debate, la crítica constructiva, respetuosa y la democratización de la información, sobre los temas que más nos interesan: la cultura, política, lectura, cine, deporte, actualidad, sociología, y un largo etéctera, sin establecer trabas ni cortapisas para cualquier ámbito del conocimiento.

Esperamos que disfrutéis, tanto como nosotros, de los contenidos que nos apasionan y que aquí iremos ofreciendo. Por otra parte, nos ponemos a disposición de cualquiera de vosotros que esté interesado en formar parte de nuestra comunidad de bloggeros, realizando sus aportaciones como colaborador.

Si eres un abulense (Exiliado o no) y quieres formar parte de nuestro proyecto como blogger colaborador envía un e-mail a abulensesexiliados@gmail.com

Saludos!