El AVE, ¿sueño o pesadilla?

ave

Poca gente sabe que Ávila fue la primera ciudad de Castilla y León en contar con ferrocarril, como punto de paso en la ya más que centenaria línea Madrid-Hendaya. Y pocos los que, por aquel entonces, darían crédito si les contasen que aquel vanguardista adelanto sería más de un siglo después motivo de acalorados debates y discusiones en torno a su posible obsolescencia.

Estoy seguro que casi todos nosotros hemos sido partícipes, o al menos hemos presenciado alguna vez, más de una trifulca verbal derivada de la recurrente temática de la implantación del tren de alta velocidad en Ávila.

A continuación paso a describir los más populares argumentos esgrimidos por partidarios y detractores:

Partidarios:

  • La mejor comunicación con Madrid facilitará que las personas puedan desplazarse diariamente a trabajar allí (ir y venir).
  • La población aumentará y, como consecuencia, los negocios de la ciudad obtendrán más ingresos.
  • Nuevas empresas se implantarán en la ciudad debido a la cercanía con Madrid y el menor coste de oficina y personal.
  • Aumento del turismo y punto de paso obligado desde la capital.
  • El coste del transporte se abaratará con el tiempo.
  • Aumento de las obras de vivienda nueva y crecimiento del sector de la construcción.

Detractores:

  • La inviabilidad del proyecto para realizar el trazado directo sin pasar por Segovia
  • El elevado coste de la inversión para realizar la obra supondrá un endeudamiento insostenible para el ayuntamiento (véanse los casos de aeropuertos vacíos repartidos por diversos puntos de la geografía española).
  • El elevado coste del billete hará casi imposible su uso a diario y quedará reducido para viajes esporádicos.
  • Elevados perjuicios medioambientales.
  • Fomento de un modelo de crecimiento insostenible.
  • Perpetuación del sistema de pelotazo urbanístico frente a la creación de nuevos negocios y de un emprendimiento real en la provincia.
  • La referencia a modelos sin éxito probado como el caso de la vecina línea Madrid-Segovia.

El debate sigue abierto, y no tiene visos de cerrarse pronto. Por otro lado, la diversidad de opiniones nos hace complicado saber cual es la mayoritaria.

Ya que mi opinión yo creo que ya ha quedado más que clara ¿Y tú? ¿Cómo te posicionas? ¿para tí la implantación del AVE en Ávila sería un sueño o más bien una pesadilla?