Quiero el control de alcoholemia

Padres de Ávila, la ciudad está en alerta. La inocencia de nuestros niños está en peligro y quedarán marcados para siempre. Alguien en el Ayuntamiento también odia y se ha saltado el control de alcoholemia y han decidido traer para animar, divertir y ¡¡¡educarlos!!! al ángel caído que resurge de las tinieblas en el Circo Royal de los horrores, donde resucita las pesadillas de treintañeros que vivieron (vivimos) antaño el trauma de sus bailes y juegos infantiles…

Sí amigos, y es que estos Carnavales quedarán marcados para siempre porque nuestros amados mandatarios locales, perennes trabajadores que agarraron su poltrona in illo tempore y trabajan muy duro y a diario por nuestro bienestar y nuestro divertimento permanente, han decidido que Leticia Sabater, sí, LETICIA SABATER, regrese a nuestras vidas, y lo que es peor, a la de nuestros hijos…

No sabemos cuál será a día de hoy el método de la “amiga de los niños”. ¿Seguirá cantando ese bodrio del ‘Letirap’? Dice el cartel que deleitará a su gran público infantil con canciones de la talla de ‘La taza’, ‘Chuchugua’, ‘Con la mano’ (¿Con la mano qué?) o ‘Había una vez un barquito’, pero… ¿Qué se esconde detrás de este regreso? Algunos teóricos de la conspiración como yo nos tememos lo peor, porque en realidad a Ávila no llega el engendro original, sino que llega una versión actualizada en modo Mason Verger de Hannibal, devoradora de realities y de otras cosas sobre las que no me pronunciaré, cuyo currículum y repertorio musical no parece muy recomendable para los más pequeños de nuestras casas…

Hagamos un análisis audiovisual sobre nuestra teoría para convenceros de no mezclar a vuestros hijos en este genocidio, no sin antes advertiros de que las imágenes que veréis a continuación pueden dañar vuestra sensibilidad. Todo empezó hace mucho, mucho tiempo… cuando una joven barcelonesa de rostro indescriptiblemente creado en un día de tormenta decidió liberar el mal…

Estos terribles hechos nos conmocionaron a todos los niños (como podemos ver en el caso de los pobres infantes que tuvieron que bailar el ‘Letirap’). Dejándolo pasar en un supuesto muy generoso, imaginad  sin embargo lo que le puede pasar si se les ofrece en directo ahora a vuestros niños la versión actualizada de esta temeridad conocida recientemente (dedicada, por cierto, a toda nuestra generación para hurgar en la herida):

Sí, este vídeo casero pseudo-erótico-vomitivo y cani de enorme calidad técnica y artística, que intenta emular los temas más conocidos de maestros como Don Omar, y que nos hace sentir como auténticas víctimas de Jimmy Savile, era solo el principio. Junto a él llegaron despelotes en revistas como Interviú (un lujo para la vista que casi se nos quedó a su imagen y semejanza), actuaciones vergonzosas en programas de alta calidad como ‘La isla de los famosos’, ‘Esta cocina es un infierno’, ‘Acorralados’ y, más recientemente en ‘Expedición Imposible’… e incluso al bicho buscando pareja, sí, buscando pareja en Sálvame…

¿No os da miedo? Pues a más de 60.000 enfermos mentales no, que se pusieron en contacto con ella a saber para qué depravado fin. Y al parecer a las gentes de nuestro Ayuntamiento tampoco… Viendo estos precedentes, yo ya tendría el culo hecho mierda, pero sé que a algunos de vosotros aún no os he convencido, por lo que os seguiré dando argumentos. Los que tuvimos ese trauma infantil hace veintipico años y luego nos fuimos a Madrid a estudiar tuvimos un terrible encontronazo con ella vía televisión que volvió a agitar nuestras almas y que los que no vivisteis podéis ahora conocer, valorar y sufrir…

El gran José Frade, señor de la Duval, de manos de ese gobierno regional madrileño tan parecido al de nuestra tierra creó en aquellos tiempos del mal el Canal 7, una bazofia de editoriales fascistas, programas rancios y porno diario, entre los que destacó Leti y sus ‘Mentiras peligrosas’, un programa evidentemente teatral y ridículo, con un público muy integrado, un segurata modelo Chuache y una máquina de la verdad (máquina de la tortura que hacían llamar) con una curiosa forma de secador de peluquería decorado con luces navideñas llamado Truth Metter Vap, “inventado por el equipo científico de la Universidad de Browntong y homologado por la Society of Scientist Research of Millawere” en el que cuando mentían sonaba un espeluznante y terrorífico grito similar al que daríamos si nos encontráramos a la Leti a las cuatro de la madrugada en medio de la niebla en la calle de las Madres… Uno no sabía si reír o llorar…

Esa plaza a dedo y seguramente con sobre bajo el brazo explicaría sus notables alabanzas a intelectuales como Aznar o Rajoy, al que ha llegado a denominar como un gran gestor, aunque no explique su teoría de que España cayó bajo el yugo de Zapatero engatusada por su belleza y su físico. Y es que Leti también ha querido torear en otras plazas además de la animación infantil y la telebasura, por eso la hemos visto razonar con esa lógica aplastante sobre política mientras temblaban por su puesto los tertulianos de Intereconomía o 13TV, o hasta de deportes a través de esa panfleta llamada Marca y su homónima televisiva…

En los últimos tiempos la reina del frikismo más rancio nos ha deleitado con sus fiestas y sus borracheras, de las que alardea además en las redes sociales como Twitter…

… o de las que surgen anécdotas absolutamente reales, como conducir ‘topedo’ con el carnet sin puntos y ser sancionada en un control de alcoholemia, con las que ha conseguido crear clásicos modernos de la música. Dice su mala lengua que el año que viene nos deleitará además con un supuesto “Baile del besito”, así que, que un escalofrío recorra vuestra espalda, id preparando los búnker y que Dios reparta suerte…

Y sin seguir aburriendo con tan triste biografía, hoy aquí, desde esta bitácora sólo pretendo poneros en alerta padres, ayudaros, concienciaros de que ha vuelto y de que vuestros hijos no tienen por qué correr la misma suerte que corrimos nosotros. Ese peso no debe caer sobre nuestras conciencias, porque no hay nada más triste que un niño sin inocencia, sin alegría, y que ahora en vez de cantar el Letirap vayan cantando “Me gustan los latinos, me ponen cachonda, me gusta su anaconda, mi pecho se empitona”…

Es cosa de todos concienciar a la sociedad abulense y de las fuerzas de seguridad poner controles de alcoholemia en el Ayuntamiento antes de que vuelvan a tomar decisiones…

4 pensamientos en “Quiero el control de alcoholemia

  1. Pingback: Un blog-o, dos blog-os, tres blog-os « Los 4 palos

    • Gracias amigo… Uno se pone a escribir entre vídeos no aptos para conservar la cordura y pierde el norte cometiendo erratas… ¡¡¡Corregido!!! ;D

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s